Como sin duda sabrás, en mi Cuba natal hay más licenciados por metro cuadrado que en ningún otro país de Latinoamérica.

Algo que en principio es el sueño de cualquier ministro de educación, se convierte en pesadilla cuando no hay trabajo para todos o dicho de otra manera, los perfiles profesionales no se ajustan a las necesidades de las empresas.

Como en otros mucho países, ha aumentado la complejidad de los perfiles demandados. Ya no solo importa el título, sino que se requieren una serie de competencias personales que no se enseñan en los centros convencionales.

Por otro lado, las nuevas tecnologías exigen a los candidatos una mayor capacidad de autoaprendizaje y reciclaje constante.

En Cuba, como en otros mucho países, existe una enorme brecha entre la formación que se recibe y lo que demanda el mercado, donde los profesionales más buscados no son precisamente licenciados, sino técnicos profesionales.

 

“Las empresas ya no necesitan más licenciados a la vieja usanza, sino profesionales con competencias personales.

Por qué necesitamos más alumnos de FP y menos licenciados

Esta situación, que también se ha dado en otros muchos países de habla hispana, procede de una enraizada idea social de que ser universitario es la panacea.

Desgraciadamente, y así lo han comprobado en sus carnes muchos universitarios españoles, las cosas no funcionan así.

Ser universitario hoy en día no garantiza nada, y mucho menos, un empleo.

Por eso considero un deber y una responsabilidad ayudar a aquellos que se están planteando qué camino elegir: universidad o formación profesional.

La primera de las muchas lanzas que voy a romper a favor de la FP tiene que ver precisamente con el exceso de licenciados universitarios que hay en España.

¿Sabes cuántos licenciados salieron en busca de un trabajo en el periodo 2013-2014? Más de 200.000. Y no todos consiguieron trabajos cualificados para su titulación, eso es seguro.

La diferencia es notable, y se palpa en la realidad de los tipos de formación profesional: prepara mejor a los alumnos para enfrentarse a la vida laboral, acortando los tiempos de incorporación.

Tipos de formación profesional, hay mucho más de lo que conoces

Como nos comentó José Miguel García, buen conocer de los tipos de formación profesional desde hace más de 25 años,  se ha perdido la esencia del conocimiento universitario: demasiados para pensar y pocos para ejecutar.

Por eso son necesarios titulados técnicos de grado medio y superior, en lugar de tantos titulados universitarios. Suponen el equilibrio justo sin el que ninguna sociedad moderna puede subsistir.

Dicho lo cual, voy a intentar resumir la amplia oferta educativa en formación profesional disponible en España, que, créeme, no es escasa.

Lo primero que tienes que conocer son los requisitos para acceder a la Formación Profesional Básica.

Necesitas ser mayor de 15 años y menor de 17 y haber superado el primer ciclo de la ESO. ¿Qué quiere esto decir? Algo que muchos desconocen: si has aprobado segundo de la ESO y no tienes más de 17 años, puedes acceder a la FP básica.

En el caso de la Formación Profesional de Grado Medio, necesitarás:

Haber terminado la ESO o ser licenciado universitario y tener más de 17 años.

No son los únicos casos, pues se pueden acceder a este tipo de FP habiendo superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 y otras muchas circunstancias que puedes consultar en el portal TodoFP.

Por último, para acceder a la Formación Profesional de Grado Superior es necesario haber cursado con anterioridad el grado medio de FP o haber superado el bachillerato, el bachillerato experimental o estar en posesión de un título universitario o equivalente.

También es posible acceder a la formación profesional de grado medio si has superado las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25.

¿Qué es el coaching educativo?

Consulta la guía de coaching para profesores y estudiantes.

GUÍA GRATUITA

Pruebas de acceso a todos los tipos de formación profesional

En muchos de los casos que he repasado en la sección anterior requieren pruebas de acceso.

¿En qué consisten estas pruebas? ¿Son tan duras como la selectividad?

Las pruebas de acceso al grado medio y al grado superior son distintas. Empecemos por las del grado medio.

Lo primero que debes saber es que no se pueden realizar en más de una comunidad. Si te presentas en Madrid, no podrás repetir la prueba en Castilla La Mancha.

Se basan en los conocimientos y materias impartidos en la ESO y se organizan en las siguientes áreas: área de comunicación, área social y área científico-tecnológica.

Recuerda que para realizar estas pruebas debes tener más de 17 años.

Para el acceso a las pruebas del grado superior debes tener más de 19 años.

Al igual que en el caso de las pruebas de grado medio, no podrás presentarte en más de una comunidad, aunque los resultados serán válidos en todo el territorio nacional.

En el plano práctico, debes saber que las pruebas de acceso al grado superior constan de dos partes:

  • Parte común. Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas, Lengua extranjera y lenguas oficiales de las Comunidades Autónomas.
  • Parte específica. Conocimientos en el campo profesional del ciclo que desees cursar.

Además debes saber que existen exenciones a las pruebas de acceso, que puedes consultar en la web oficial del ministerio de educación.

 

Tipos de formación profesional y cómo elegir la más conveniente.

Familias educativas en la formación profesional

Además de elegir entre formación profesional básica, de grado medio y de grado superior, debes elegir entre las distintas familias educativas.

Al igual que en las titulaciones universitarias, existen numerosos títulos de FP que se agrupan en grande áreas, como por ejemplo, artes gráficas o seguridad y medio ambiente.

Dentro de cada una de estas familias encontrarás los títulos de grado medio y de grado superior necesarios para ejercer más de 200 profesiones distintas.

Puedes consultarlos todos en www.todofp.com.   

Otras opciones de formación profesional

No hemos terminado, ¡ni mucho menos! Como no podía ser de otra manera, las modalidades de formación profesional también han cambiado mucho en las últimas décadas.

Por ejemplo, en la actualidad existe la posibilidad de cursar de forma presencial la FP, así como de realizar los cursos online o por tu cuenta, para posteriormente presentarte a las pruebas libres para la obtención del título.

Además de realizar los tres ciclos (básico, medio y superior) en estas modalidades, existen otros tipos de formación profesional.

Es el caso de la formación en centros de trabajo, un requisito que deben cumplir todos los estudiantes de FP. Este periodo de formación es obligatorio para la obtención de cualquier título de FP. Ojo porque no son ni prácticas ni becas, sino un periodo de formación dentro de una empresa, durante el cual el alumno sigue siendo estudiante de FP.

Se suele confundir este periodo obligatorio con una nueva modalidad de FP, que recibe en nombre de Formación Profesional Dual.

Consiste en un régimen mixto entre el centro educativo y la empresa. De esta forma, y gracias a la voluntad de muchas empresas y organismos públicos se consigue una formación mucho más práctica, que permite a los alumnos conocer la realidad del mundo laboral y sus necesidades.

¿Ya tienes más clara la idea de en qué consisten los distintos tipos de formación profesional? Si tienes alguna duda, puedes contactar conmigo a través de las redes sociales. Estoy en Facebook, Twitter, Google+ y LinkedIn. ¡Te espero!

Kenia Montes es maestra y psicopedagoga. Apuesta por la formación de calidad, la inclusión educativa y la integración de la tecnología en las aulas. Diseña formación y asesora a instituciones y empresas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This