Itinerario de inserción sociolaboral ¿Estás desempleado? y necesitas orientación para elaborar tu itinerario, rumbo o camino a seguir. Si buscas tu primer empleo, o lo has perdido y tienes dificultades para volver a encontrar un trabajo, la orientación para el empleo te puede ayudar a mejorar tus posibilidades, mediante una serie de pautas previamente planificadas, y una información precisa.

Antes de iniciar el proceso de buscar empleo, es importante que tengas claro algunas cosas… ¿Qué tipo de trabajo deseas? ¿Eres consciente de tus posibilidades y limitaciones? ¿Conoces el mercado laboral ?¿Estás preparado para afrontar un proceso de selección?

La primera labor de orientación para el empleo, se realiza mediante la entrevista personal, donde se recoge información relevante, puntos claves que servirán para planificar un itinerario adecuado a tus necesidades y demandas. A partir de tu situación particular, y mediante un proceso de apoyo, se construye y acuerda tu plan personalizado, que te permitirá ir avanzando en tu meta.

En la normativa española reciente sobre formación y empleo, el itinerario personalizado de inserción laboral, aparece ligado a la integración laboral de personas o colectivos en riesgo o en situación de exclusión social, pero aparece también, como un concepto de utilidad con relación a la población desempleada en general.

 

“La insercción sociolaboral es tarea de todos, empresas, trabajadores y entidades públicas para garantizar un empleo de calidad y prevenir el paro de larga duración.

¿Qué es el itinerario personalizado de inserción?

Un itinerario personalizado de inserción se conforma de un conjunto coherente de acciones que mejoran el nivel de empleabilidad de una persona, incrementa sus posibilidades de acceso al mercado laboral, y facilita su inclusión social.

La situación y característica de cada persona suponen la existencia de una serie de elementos que pueden o no facilitarlo. Por tanto se hace necesario abordar diferentes situaciones y necesidades que se presentarán e implicarán dar respuesta a través de distintas acciones.

Mejorar la empleabilidad de las personas es el objetivo principal de cualquier proyecto de empleo. En función del nivel de empleabilidad podemos distinguir tres grandes tipos de situaciones:

  1. Personas en exclusión permanente: baja empleabilidad y con dificultades sociales múltiples, difícilmente empleables en el mercado tradicional, y que necesitan todo nuestro apoyo. (sintecho con deterioro crónico, personas con discapacidad superior al 65%, personas en situación de drogodependencia, etc.)
  2. Personas vulnerables o en riesgo de exclusión: empleabilidad insuficiente, pero con ayuda pueden acceder al mercado de trabajo. (Mayores de 45 años, primer empleo, minorías étnicas, etc.)
  3. Personas en paro técnico o estructural: Nivel aceptable de empleabilidad, y se encuentran en desempleo por las especiales condiciones del mercado laboral actual. Y pueden acceder y mantener un empleo de manera autónoma.

Estos tres grupos de personas no son estáticos, y no suponen una tipología de personas, si no tres estadios por los que, debido a diferentes factores y vicisitudes personales, familiares y sociales cualquiera podríamos estar.

El asesoramiento de la persona, se realiza teniendo en cuenta sus características y circunstancias personales, sus intereses y motivaciones. Su ambiente social, su formación académica y profesional, y experiencia previa.

Es una buena oportunidad para recibir apoyo y poder participar en cursos, talleres de habilidades, programas de desarrollo competencial, búsqueda de empleo y formación, y procesos de selección. Es un derecho del trabajador desempleado y una obligación para los servicios públicos de empleo.

La ampliación del uso del concepto de itinerario, y su adopción como metodología de actuación por parte de los servicios públicos de empleo y, en su caso, por los servicios sociales, abre nuevas oportunidades y nuevos retos al desarrollo de los itinerarios de inserción sociolaboral.

Itinerario de inserción sociolaboral

El concepto de inserción sociolaboral se utilizó en un primer momento en referencia a la población joven. Tiene su origen en el informe Schwartz , que considera la inserción laboral de los jóvenes como parte de un proceso más amplio de transición a la vida adulta que se da en unas condiciones históricas y sociales determinadas.

Posteriormente se utiliza de forma más generalizada, con relación a los colectivos de jóvenes y adultos en situación de exclusión, o de vulnerabilidad social, para una mayor aproximación a la diversidad de situaciones.

El itinerario de inserción sociolaboral surge como respuesta a las dificultades para la inserción sociolaboral de personas y colectivos en exclusión o en riesgo de exclusión.

Los denominados colectivos en exclusión o en riesgo de exclusión, forman parte de un grupo amplio de personas, que tienen en común características que dificultan su acceso a un empleo, bienes y servicios que hacen posible llevar una vida digna.

La exclusión social es un concepto complejo y multidimensional, que hace referencia a la falta de acceso al empleo, a la salud, a la educación, a los sistemas de protección social, al dinero y a las relaciones sociales frente al concepto tradicional de pobreza entendida sólo como insuficiencia de ingresos.

El itinerario de inserción sociolaboral, es una metodología de trabajo, que se utiliza en proyectos innovadores, y que en la mayoría de los casos, parten de la iniciativa social, con financiación europea.

Tienen como objetivo, la inclusión social y comunitaria, la inserción laboral y el desarrollo profesional de las personas, a través de la información, mediante tutorías individualizadas, y/o asesoramiento grupal, por medio de talleres, formaciones y actividades.

La formación es una inversión en el futuro de la empresa

Consulta la guía de diseño de formación en la empresa.

GUÍA GRATUITA

¿Cómo conseguir el objetivo que persigue el itinerario de inserción sociolaboral?

Un equipo especializado, de orientadores laborales y técnicos de inserción y/o empleo, se encargan de llevar un acompañamiento y seguimiento individual a la persona, de orientar, asesorar,  y en su caso, controlar que lleva a cabo las acciones que se han acordado de manera conjunta.

El eje principal será la orientación, información necesaria para hacia la búsqueda activa de empleo, como desarrollar las aptitudes que se tienen, cursos existentes, asesoramiento en las competencias personales, información sobre el mercado de trabajo…

Estrategias específicas de intervención que permiten a la persona en riesgo de exclusión social ocupar un empleo en el mercado de trabajo, facilitando su incorporación al empleo a través de un conjunto de instrumentos y procedimientos técnicos de apoyo ajustados a las necesidades de cada persona.

A través de un diseño individualizado y personalizado, conectado con salidas formativas y profesionales concretas, con el acompañamiento y apoyo del técnico de inserción, el entrenamiento y la formación adecuada, apoyo técnico y seguimiento según necesidades, proceso que implica una serie de fases y el uso de recursos y procedimientos diversos.

Entrevista individual con un técnico, para el conocimiento de la situación, las necesidades y las oportunidades, con el fin de crear y configurar las acciones en las que se debe de participar para mejorar la empleabilidad.

Formación: facilitar la participación en cursos y sesiones formativas.

Intermediación laboral: con ofertas de empleo, intentos de favorecer la contratación, análisis de los puestos de trabajo, acuerdos de colaboración con empresas.

Medidas de compensación de los posibles factores de exclusión: también a través de acciones formativas, becas, ayudas…

Asesoramiento en el autoempleo: a través de información sobre cómo hacerlo y las ayudas existentes.

Seguimiento: un estudio sobre el proceso de inserción y de las acciones realizadas.

Itinerario de inserción sociolaboral, su significado.

Nuevos retos del itinerario de inserción sociolaboral

El mundo del trabajo está cambiando, las reglas que funcionaron en el pasado se han quedado obsoletas, por lo que los técnicos y orientadores laborales, tendrán que pensar y crear nuevas estrategias, y herramientas.

Son muchas las personas que viven estados de soledad e incertidumbre asociados a la falta de trabajo o a su precariedad, erosionando su autoestima y llegando a sentirse incapaces de llegar a conseguir su meta.

Por lo que es fundamental, acompañarles y ayudarles a crear su propio itinerario de inserción sociolaboral, planificando, diseñando y construyendo su propio proyecto, y haciéndolo realidad.

Vivimos el presente con la certeza de que el futuro no está garantizado, y da las gracias porque tendremos la suerte de poder reconstruir el futuro de acuerdo a nuestros valores y deseos. 🙂

Nuevas oportunidades de vidas autosuficientes, mediante alianzas y espacios de participación, con un enfoque en resultados exitosos, y las habilidades necesarias para tomar decisiones informadas.

Por cierto, aquí te dejo una relación de agencias de colocación que realizan su actividad en la Comunidad de Madrid.

Kenia Montes es maestra y psicopedagoga. Apuesta por la formación de calidad, la inclusión educativa y la integración de la tecnología en las aulas. Diseña formación y asesora a instituciones y empresas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This