El diseño de planes de formación a medida es un sistema utilizado por las organizaciones, tanto empresas como organismos de la sociedad civil, para invertir en su crecimiento y desarrollo.

La falta de un método y una planificación eficaz al diseñar formación a medida implica a veces un distanciamiento del objetivo original o una falta de consecución de resultados en el aprendizaje de competencias.

Para diseñar formación a medida, es necesario seguir un método y planificar de manera eficaz los diferentes puntos del plan formativo. Éste debe elaborarse conforme a las políticas de formación en la compañía y sus planes estratégicos.

 

“Que los empleados son el principal activo de la empresa no es solo una frase bonita.

En este post veremos diferentes metodologías para elaborar planes de formación para empresas y organizaciones que quieran invertir en la formación de sus empleados para su avance individual y colectivo.

Modelos clásicos para el plan de formación

De acuerdo con la profesora Carolina Fernández-Salinero, del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Complutense, los modelos clásicos de formación a medida para empresas pueden clasificarse de la siguiente manera.

  • Modelo administrativo: es cuando el plan de formación se enfoca en la mejora de la eficiencia técnica y la eficacia de la organización. Pone más énfasis en los procesos de trabajo.
  • Modelo sociológico: es un modelo enfocado en las personas, la gestión del talento y los recursos humanos. Está basado en el desarrollo de los participantes. Cuando aumentan las competencias y capacidades de los miembros de la organización, el capital humano aumenta y ello genera beneficios personales y colectivos.
  • Modelo económico: este modelo, como su nombre indica, pone el énfasis en la mejora de la rentabilidad. La formación que se imparte está orientada directamente a la optimización de los resultados económicos. El plan formativo debe dar lugar al crecimiento económico de la empresa.

Cada empresa parte de una visión distinta cuando se acerca al mundo de la formación a medida. Sin embargo, es evidente que aunque las estrategias pueden ser distintas, todas tienen como objetivo el desarrollo, mejora y crecimiento de la empresa.

¿Cómo diseñar formación a medida?

Hay empresas, por ejemplo, que están muy preocupadas por el bienestar de sus empleados, su grado de felicidad, su autoestima o su desarrollo personal. De esta forma, deciden invertir en planes de formación a medida para mejorar las relaciones interpersonales entre los empleados. Quieren que sus trabajadores estén altamente motivados y puedan trabajar en equipo.

Los planes formativos en este sentido tendrán un alto contenido de psicología social.

  • Formación para mejorar la cooperación entre los miembros de la plantilla.
  • Curso para potenciar la motivación y autoestima de los empleados.
  • Etc.

Estas empresas pondrán muchas veces interés en planes de formación siguiendo un modelo sociológico: cuanto más felices y mejores relaciones haya entre nuestros empleados, mejor será el ambiente en la empresa, nuestros clientes estarán más contentos y los resultados económicos mejorarán.

No obstante, se puede también poner el acento en otros modelos y estrategias. A veces se detecta que hay un problema en los procesos de trabajo que hay que mejorar, o bien se detecta que determinadas acciones desarrolladas en la empresa no están orientadas a la maximización de los beneficios. ¿El motivo? La necesidad de que los empleados sean partícipes de conocimientos imprescindibles para ajustarse a los planes estratégicos de la entidad.

¿Cómo diseñar formación a medida?

Desarrollar un plan de formación a medida es una tarea que requiere de la experiencia y saber hacer de un profesional. Se pueden tener los conocimientos necesarios para transmitir a quienes van a participar en el plan formativo, pero no necesariamente eso indica que alguien sepa cuál va a ser el método y sistema más eficaz para cumplir los objetivos del plan.

La formación una decisión estratégica

Consulta la guía de diseño de formación para empresas..

GUÍA GRATUITA

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de diseñar un plan de formación a medida?

1/ Conocer los objetivos estratégicos de la empresa

Como mencionábamos al principio, el plan de formación debe ser acorde a los objetivos de la empresa. Esto tiene mucha importancia, ya que algunas organizaciones tienden a ver los costes de formación como un “gasto” y no como una inversión. Una de las razones por las que se tiene esta idea es que a veces los planes formativos no van en consonancia plena con los planes estratégicos de la empresa.

2/ Detectar las deficiencias en competencias

Un buen plan de formación a medida también requiere de investigación. Conocer cuáles son los puntos en los que flaquean los participantes. Las razones objetivas por las que los directivos de la organización creen que se debe impartir un determinado curso. ¿Faltan competencias en algunas áreas esenciales?

3/ Formular los objetivos del plan de formación

Los planes formativos tienen que tener objetivos concretos. Por ejemplo, si dirigimos una empresa que vende productos tecnológicos, y nuestro objetivo es mejorar nuestra comunicación de marca y autoridad en la materia, nuestra estrategia empezará por tratar de conseguir que los comerciales y vendedores tengan un mayor conocimiento del producto que venden.

Pero esta meta hay que definirla con detalle para construir el plan formativo. De hecho, en muchas ocasiones los planes formativos son progresivos y regulares, no se limitan a cursos aislados, ya que se persigue un objetivo a largo plazo: invertir en el talento de nuestros comerciales.

4/ Planificar contenidos, logística y costes

Entendidos los puntos anteriores, también será esencial planificar los contenidos de acuerdo con los recursos disponibles, tanto materiales como económicos. Habrá que determinar, por ejemplo, las técnicas que se utilizarán de acuerdo con la estrategia elegida. En una ocasión, recuerda ya hablamos de la importancia del juego o la gamificación en la formación.

5/ Comunicar el plan

Todo plan de formación tiene que ir acompañado de una adecuada publicidad. Debe concienciarse a los participantes y miembros de la organización de los objetivos, métodos, plazos y expectativas sobre los cursos formativos.

“Las técnicas de estudio buscan que el alumno alcance sus objetivos, retenga conocimientos y gane autonomía.

6/ Trazar las líneas de ejecución

Será también de gran importancia que marquemos una serie de parámetros, actitudes y procedimientos para la ejecución del plan. ¿Cómo se actuará en caso de imprevistos? ¿Cuáles serán los protocolos de actuación una vez iniciado el curso formativo?

7/ Evaluación

El método de evaluación y medición de los resultados tendrá que darse tanto en el ámbito del curso formativo, como a posteriori en el día a día de la organización. En esta Guía de elaboración de planes formativos para PYMEs se dan detalles de todos los enfoques y aspectos que hay que evaluar, desde la satisfacción de los participantes con el curso hasta la evaluación de los conocimientos adquiridos.

Los planes de formación se justifican cuando de verdad podemos medir si son útiles o no lo son, y en qué medida han contribuido al crecimiento y desarrollo de la empresa.Si buscas el asesoramiento pedagógico de un profesional en diseño de formación, a fin de sacar el máximo partido de la formación a medida, te invito a consultes todas tus dudas conmigo al respecto.

Kenia Montes es psicopedagoga y maestra. Apuesta por la formación de calidad, la inclusión educativa y la integración de la tecnología en las aulas. Diseña formación y asesora a instituciones y empresas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This