Siempre es importante mantener una buena relación entre familias, alumnos y profesores. Pero, en el caso de los estudiantes que tienen problemas de integración o dificultad para seguir el ritmo de aprendizaje, lo es aún más.

Intercambiar información con los alumnos, ofrecer asesoría de formación para familias e implicar a todos en su educación vienen a ser tareas que no hay que descuidar.

Para ellos (para los estudiantes con capacidades diferentes), ésta es una etapa especialmente complicada. Todos sabemos que son muchos los retos a los que van a tener que enfrentarse. Sin ayuda y apoyo, el camino se hace más cuesta arriba.

Por eso, en el post de hoy quiero apuntar algunas ideas clave que os permitan marcar la hoja de ruta a trabajar entre todos.

Es el momento de buscar soluciones. De ocuparse, y no de preocuparse.

“El proceso educativo es un engranaje en el que participan varios actores. Que todos encajen, es necesario para que los alumnos consigan aprender.

Las 3 claves para mejorar la relación entre familias, alumnos y profesores

En el año 2000 se publicó un documento en Reino Unido (conocido como Index for inclusion) que se ha convertido en una herramienta de referencia para muchos de los centros educativos que apuestan por la educación inclusiva.

Se trata de un documento que sirve de apoyo para el trabajo de los profesionales de la enseñanza, y que (a modo de guía) permite identificar y resolver las dificultades que pueden aparecer en los centros.

Una de esas dificultades, sin duda alguna, son las barreras que a veces existen entre la escuela, la familia y los estudiantes. Y, a lo largo de toda la guía, ofrece numerosas pautas sobre cómo salvar esa distancia.

Sus recomendaciones para hacerlo giran en torno a estos tres ejes: implicación, información y formación.

1/ Implicación

Creer que “en casa se educa y en la escuela se enseña” es un error que han mantenido muchas personas durante demasiado tiempo. En los talleres y cursos de asesoría de formación para familias siempre se intenta desarrollar una mayor implicación de los padres en la etapa escolar. Pero también hay que hablar de la implicación de los profesores en la educación de los niños.

En realidad, la educación es cosa de tres. Y uno de los objetivos principales que todo centro educativo debería intentar conseguir es crear una comunidad en la que todos se sientan parte de ella: profesorado, entorno familiar y estudiantes (comunidad en general).

Recomendaciones para familias:

  • Valora al equipo de profesores y confía en su trabajo. Ellos conocen las bases pedagógicas de la enseñanza y tienen criterios profesionales para tomar las decisiones que toman.
  • Cuando no estés de acuerdo en algo, gestiónalo directamente con el centro pero nunca cuestiones ni pongas en duda al profesor delante de tu hijo.
  • Refuerza el aprendizaje y los valores trabajados dentro del aula. Cuando se camina en la misma dirección, se avanza más y más rápido.
  • Participa y colabora en las actividades del centro. Ser parte de las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPAs) fortalece tu sentimiento de pertenencia.

Recomendaciones para profesores:

  • Un buen docente no es aquel que sabe explicar los contenidos de la materia que imparte sino el que, además, se preocupa y muestra verdadero interés por sus alumnos.
  • Asume la diversidad y las dificultades o mejor dicho, las capacidades diferentes de los alumnos como un reto profesional, no como un problema.
  • El papel de padres y profesores son complementarios, no contrarios ni rivales. Involúcrales en la toma de decisiones y trabaja con ellos para llegar a acuerdos y aunar esfuerzos.
  • Fomenta que los alumnos a se responsabilicen de su propio aprendizaje

¿Qué es el coaching educativo?

Si eres padre o profesor y quieres mejorar la relación entre todos los actores educativos, consulta la guía.

GUÍA GRATUITA

2/ Información

Igual que no hay dos personas iguales, tampoco existen dos alumnos con características, intereses y necesidades iguales.

Una de las claves que trabajamos en asesoría de formación para familias es aprender a mantener una comunicación frecuente y fluida entre unos y otros para saber sobre qué terreno pisamos.

¿Es un problema de atención?, ¿de lenguaje?, ¿falta de motivación?, ¿dificultades para relacionarse con sus compañeros?, ¿problemas de conducta?, ¿emocionales? ¿de funcionamiento?

La información ayuda a comprender y afrontar la situación.

Recomendaciones para familias:

  • Acude a todas las entrevistas y reuniones que te propongan desde el centro.
  • Exige que se te mantenga informado de los progresos o cuestiones educativas importantes de tu hijo.
  • Si detectas problemas, recurre a la ayuda del profesor/ tutor para atajarlos y ponerles solución.
  • Los profesores trabajan de manera directa con los estudiantes y tienen una visión más objetiva de la situación. Tenla en cuenta.
  • Habla abierta y directamente con tu hijo.

Recomendaciones para profesores:

  • Abre todas las vías de comunicación posibles con padres y estudiantes (entrevistas, tutorías, charlas informales, notas informativas, circulares, boletines, cuaderno de comunicación con las familias que no puedan acudir al centro, etc.)
  • La familia puede ofrecer información muy valiosa sobre el alumno y su entorno. No la ignores. Cuanta más conozcas al estudiante, mejor podrás responder a sus necesidades e intereses.
  • Da todas las explicaciones que hagan falta. Y, cuando padres y madres muestren preocupación o quieran dar su opinión sobre algún aspecto relacionado con la educación de su hijo, tómalas en serio. La confianza y el respeto mutuo es un innegociable.
  • No te limites a ponerte en contacto con la familia sólo cuando surjan problemas ni te centres únicamente en los puntos débiles del estudiante. Pon el foco también en sus puntos fuertes y refuerza sus logros y avances.
  • Escucha a tus alumnos. Sus opiniones, puntos de vista y preocupaciones personales importan (mucho) y te pueden hacer ver la línea sobre la que hay trabajar.
Asesoría de formación para familias en Kenia Montes Formación.

3/ Formación

Mientras el mundo a su alrededor cambia, los centros docentes no lo hacen. Al menos no en lo más importante: cómo enseñan los docentes.” (Spencer Kagan)

Los profesores que siguen empleando el libro de texto como único método de enseñanza no generan confianza en los padres ni crean vínculos fuertes con sus alumnos.

Recomendaciones para profesores:

  • Continúa formándote. La formación permanente es algo recomendable en algunas profesiones pero en la de docente es casi una obligación. Las necesidades educativas cambian y es importante conocer las nuevas metodologías y estrategias de aprendizaje, para poder aplicarlas dentro del aula.
  • Amplía tus conocimientos sobre los distintos tipos de problemas de integración y de aprendizaje. La manera de trabajar con unos y con otros son diferentes y, como profesional, se espera que tengas la preparación que se necesita para dar respuesta a sus necesidades e intereses.
  • Recibe formación de calidad para saber impartir asesoría de formación para familias.

Asesoría de formación para familias: qué hacer y cómo hacerlo

Uno de los puntos importantes que quiero destacar dentro de la educación inclusiva es la asesoría de formación para familias.

Muchos padres y madres, cuando se dan cuenta de que su hijo tiene problemas de integración o dificultades para seguir el ritmo de aprendizaje del resto, se preguntan: ¿qué podemos hacer para ayudarle?, ¿cómo tenemos que hacerlo?

La familia tiene el derecho (y la obligación) de estar bien informada y formada. Conocer cuáles son las características concretas de la dificultad de su hijo; saber en qué le afecta; y recibir explicaciones claras sobre cómo pueden ayudarle.

Ofrecer estos espacios de asesoramiento y poner en contacto a los padres de alumnos con dificultades para que puedan compartir experiencias y recibir apoyo emocional y capacitación es, probablemente, la mejor manera de implicarles en la educación de sus hijos.

¿Te has planteado alguna vez pedir asesoría de formación para familias?, ¿Conoces otras estrategias que funcionen para mejorar la relación entre familias, alumnos y profesores.

Kenia Montes es maestra y psicopedagoga. Apuesta por la formación de calidad, la inclusión educativa y la integración de la tecnología en las aulas. Diseña formación y asesora a instituciones y empresas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This